Sobre nosotros

Somos un mercado con historia y calidad humana

El Mercado de Santa Catalina es un lugar especial, no sólo por la alta calidad de alimentos sino también por la gente y el ambiente, ubicado en el barrio más cosmopolita de Palma, que comparte el mismo nombre. Cada vez son más los que dicen que Santa Catalina es el soho de Palma de Mallorca, un barrio mestizo y de moda donde señoras mallorquinas con carro de la compra se cruzan con suecas modernas vestidas a la última. Las fachadas se embellecen, los bares y restaurantes se multiplican, los comercios tradicionales se modernizan.
El mercado cubierto reúne a unos 50 puestos de productores de alimentos, artesanos locales, vendedores y especialistas en su área, ofreciendo toda una experiencia de compra de lunes a sábado de 7:00 a 17:00.

Pescados y mariscos recién pescados, carnes de primera calidad de los productores locales, comidas preparadas, jamones y embutidos, entre ellos Sobrasada, el embutido más conocido de la isla, quesos, frutas y verduras locales y de temporada, flores, plantas, encurtidos y aceitunas en vinagre, vino, bares de tapas, así como también panadería y pastelería, donde podemos encontrar ensaimadas, cuartos y otros pasteles tradicionales, como los realizados en los conventos locales.

Si bien el mercado de Santa Catalina conserva el sabor de los mercados tradicionales, enfocado a la compra diaria de productos frescos de temporada de primera calidad, se ha convertido en una fuente de aprendizaje y conocimiento culinario - un lugar para explorar, hacer preguntas, descubrir nuevos sabores y disfrutar de un ambiente único y selecto.
Un paraíso para cualquier persona que se preocupa por la calidad y la procedencia de los alimentos que come - chefs, restauradores, cocineros y amateur apasionados por el buen comer y beber, ya sean locales, extranjeros residentes o visitantes de cualquier rincón del mundo.

En la actualidad ofrece más servicios, como un horario más amplio y servicio de entrega a domicilio y a yates.
La comida se ha convertido en un fenómeno cultural y los mercados son auténticos escaparates de alimentos tradicionales, para que las ciudades y su población conserven y promulguen parte de su cultura e identidad.

Que piensan sobre nosotros

En un antiguo barrio marinero reconvertido en un nuevo punto de encuentro de la ciudad. El mercado ofrece una gran variedad de verduras, frutas, carnicerías, pescaderías todos los puestos ofrecen productos de alta calidad y puestos de restauración donde se reúnen grupos de personas de todo el mundo para degustar sus platos.

Tripadvisor

Productos muy frescos, de temporada y de calidad, hay varios locales en el interior donde puedes degustar la cocina fresca de temporada al mejor precio

Maria Sureda

Una amplia variedad de productos de primera calidad dificiles de encontrar en otros establecimeintos, todo aderezado con un trato calido y personal.

Joan Ginart

Para nuestro restaurante no escatimamos en calidad y en el mercat de Santa Catalina encontramos productos frescos y con garantía

Alfonso diaz